Cundinamarca mantiene alerta permanente por invierno

“Se ha tapado la mitad de la brecha, tenemos que seguir trabajando en este tablestacado con 300 toneladas en bultos de arena para compactar y taponar, a este ritmo esperamos que mañana a medio día este completamente cerrado, pues ya se lleva un 50% de avance”.


Así lo manifestó el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, en relación con las labores que se adelantan desde el sábado anterior en Mosquera, a la altura de la Vereda San Francisco, para obstruir el paso del río Bogotá hacia la zona de la Sabana luego que se rompiera un jarillón.

González Díaz señaló que el dique evitará que la inundación, que ya afectó 3 mil hectáreas, continúe avanzando poniendo en riesgo el sector urbano de Mosquera y Bogotá, y aclaró que a esta labor se suman una serie de medidas como son la revisión cuidadosa y permanente de todos los jarillones ubicados a lo largo del río para adelantar las labores de reforzamiento necesarias donde se presente riesgo, la apertura de las llaves de los distritos de riesgo para que ayuden a drenar, vigilancia y control de los embalses de la zona alta pues su desagüe debe adelantarse de forma cuidadosa y responsable, así como limpieza de canales para que la velocidad del agua fluya más.

El Mandatario manifestó que se han definido planes de contingencia para atender a la comunidad afectada a través de subsidios de arriendo, al tiempo que anunció que se ha dispuesto una vigilancia especial para evitar la acción de los vándalos. “Tenemos planes de contingencia para la atención de la gente, para la ayuda de los damnificados, y un cordón muy importante de seguridad, porque se han presentado personas inescrupulosas que se han tratado de aprovechar de las dificultades de la gente para robar y estamos estrechando el cerco en seguridad, incluso hay un grupo de vigilancia por el río 24 horas”, afirmó.

Así mismo se han dispuesto planes para atender el sector agropecuario. “Tenemos crédito con tasa subsidiada para empresarios agropecuarios, y un plan de contingencia con Fedegan para garantizar parte de la alimentación para todo el ganado que se encuentra disperso. Esta ayuda acompañada con vigilancia fitosanitaria y de veterinarios para controlar problemas de salud”, declaró.

Es de señalar que las labores de construcción del dique en Mosquera son adelantadas por un grupo de trabajo integrado por miembros del Batallón de Prevención y Atención de Desastres del Ejército Nacional, Policía de Cundinamarca, Alcaldía de Mosquera, Gobernación de Cundinamarca y organismos de Socorro del Departamento. Mañana se suma a la labor la infantería de marina que pondrá a disposición tres lanchas piraña para movilizar el material.

cargando...