Con ilusiones pero sin apartamento, mujer de la tercera edad vive en Ciudad Verde

Desde el año 2009, cuando su vivienda fue arrasada por un derrumbe en el sector de Villa Esperanza en la comuna cuatro, Luz Stella Castillo viene luchando para recibir su nuevo apartamento en Ciudad Verde. Sin embargo, hasta el día de hoy vive de las buenas intenciones de sus vecinos, quienes le ayudan con su manutención.


Rememora la señora Stella que salió favorecida en el sorteo para recibir un apartamento en el conjunto Acanto II del macroproyecto Ciudad Verde, este favorecimiento se dio porque en el año 2009 un derrumbe provocado por la ola invernal de aquella época se llevó por delante lo que en ese entonces era su hogar en el barrio Villa Esperanza El Barreno. Sin embargo, hoy la realidad parece ser otra en relación a lo que en ese entonces le prometieron.

Con los ojos visiblemente cansados y con los vestigios de la tercera edad que ya hacen eco en su persona, esta mujer que anteriormente se desempeñaba en la elaboración de productos de lencería, ha tenido que lidiar con la injusticia de ver como sus vecinos con los que convivía en Villa Esperanza han sido reubicados rápidamente y ya comenzaron a disfrutar de una vivienda digna sin tener que realizar tantos trámites como ha sucedido con ella.

“Aquí hay una oficina de la Corporación Responder, ellos reciben papeles y los llevan a radicar a la Alcaldía de donde los devuelven siempre, hasta ahora me manifiestan que yo aparezco con dos viviendas en Villa Esperanza El Barreno. Yo llegué allá el 31 de Octubre del año 97, por ese entonces tuve un casa lote, lo vendí en el año 2008 y compré el otro que era el que tenía cuando ocurrió lo de los derrumbes”, manifestó doña Stella, diciendo además que ha enviado todos los documentos que han sido requeridos para demostrar que en verdad ella es una persona que no posee bienes inmuebles.

Con respecto a la razón que se cita por parte de la Secretaría de Planeación, la señora Stella insiste en que vendió el primer predio que compró y que curiosamente la persona que adquirió este inmueble también resultó afectada en la ola invernal que aconteció en ese año y actualmente se disfrutando de su apartamento, el cual le asignaron debido a su condición de damnificada, situación que para la señora Stella no debería suceder si los actos e realizan equitativamente.

“He gastado bastante dinero en fotocopias y en transporte porque yo vivo en Kennedy donde una hija, pero a raíz de que me habían llamado el lunes porque me habían devuelto los papeles, vine y desde ese día estoy aquí en Acanto 2 para ver como resuelvo estos problemas, aunque mientras tanto recibo el apoyo de mis vecinos con comida y techo”, cuenta doña Stella.

A la vez que espera una respuesta por parte de la Secretaría de Planeación, esta mujer trata de convencer a la persona que le compró el segundo predio con el fin de que la acompañe a la oficina de catastro para que le expidan una certificación que conste que efectivamente el predio en cuestión no le pertenece ya a la señora Stella. El problema radica en que esta persona argumenta que trabaja en un restaurante y por ese motivo no puede ir entre semana a tramitar dicho documento.

Como si esto fuera poco, la mujer asegura que los materiales que utiliza para la elaboración de sus productos los tiene en el municipio de Chía, en donde una amiga que se los guardó, pero a raíz de la urgencia de venir a Soacha a resolver la situación no los pudo traer consigo porque no tiene en donde guardarlos y la premura de obtener una positiva respuesta hace que ella tenga que desplazarse constantemente por todo el municipio hasta el punto que su salud se ha visto afectada. Sin embargo, esta no ha sido una razón para que ella deje de luchar por lo que le pertenece y por lo que ya le fue adjudicado en el sorteo de entrega de viviendas que se realizó.

cargando...