Soacha no fue ajena a la marcha por la salud

Los trabajadores, usuarios, médicos y demás personal del Hospital Mario Gaitán Yanguas, se unieron a la marcha por la salud, que se realizó ayer en varias ciudades del país. La consigna fue una solo: Rechazar la Reforma a la salud que aprobó el Congreso de la República, exigir que las EPS paguen la deuda que tienen con los hospitales y reclamar condiciones dignas para el ejercicio de este derecho.


Un grupo pequeño pero convencido de que aún es posible hacer algo para salvar la salud, recorrió las principales calles de Soacha para llevar a todos los ciudadanos el mensaje de inconformismo, advirtiendo cuáles son los perjuicios que traerán las nuevas reglas de juego que fueron validadas con la aprobación de la reforma, teniendo en cuenta que las EPS seguirán funcionando con el nombre de ‘gestoras de salud’, algo que a criterio de los trabajadores del sector, no sólo hará que siga la crisis, sino que la profundizará:

“Estamos exigiendo el pago de la deuda que tienen las EPS con el Hospital Mario Gaitán Yanguas de Soacha, la cual supera los $18.000 millones de pesos. Actualmente el hospital no tiene los recursos suficientes para poder prestar los servicios de salud, no hay cómo comprar suministros o medicamentos, tampoco hay cómo brindarles una mejor atención a los pacientes hospitalizados porque las EPS han dejado de girar esos recursos. La problemática es grave, con la Reforma a la salud las EPS van a cambiar de nombre, ahora van a llamarse gestoras de salud, entonces se va a generar una problemática económica porque las gestoras no van a responder por la deuda que tienen las EPS del régimen subsidiado, lo cual hará inevitable el quiebre y el cierre de los hospitales de la Red pública”, explicó Gonzalo Peñaloza, Presidente de Anthoc en Soacha y vocero del sindicato del hospital.

Peñaloza se refirió nuevamente a la decisión de la Gobernación de Cundinamarca, avalada por la Asamblea del departamento, de entregar el edificio administrativo del hospital como dación de pago a la Universidad de Cundinamarca. El Presidente de Anthoc aseguró que esta determinación traerá un gran perjuicio a la salud de los soachunos, teniendo en cuenta que se perdería una buena parte del único hospital público con que cuenta la ciudad, pues allí funcionan los servicios de consulta externa y especializada, además de la odontología.

“Estuve un mes hospitalizada en el Hospital Mario Gaitán Yanguas, el servicio de los médicos, las enfermeras y el resto del personal fue espectacular, afortunadamente fui muy bien atendida y me salvaron la vida. Por esta razón, quiero invitar a todos los usuarios para que no dejemos acabar el hospital, porque este no es de los empleados, sino de nosotros los usuarios. Otro caso fue el de mi hija, ella estaba con un embarazo de alto riesgo, debía ser trasladada a un hospital de Bogotá, pero afortunadamente la atendieron en urgencias y pudo tener su bebé, por medio de cesárea, pero con una muy buen atención”, agregó Blanca Nieves Bustos, miembro de la Asociación de usuarios del Hospital Mario Gaitán.

Sin haber obtenido aún su título profesional, los estudiantes de Medicina que realizan sus prácticas en el hospital, también se ven afectados con la grave crisis que tiene la salud en el país. Ellos también acompañaron la manifestación hecha por los trabajadores y expresaron su inconformismo y las exigencias al gobierno nacional y a las EPS:

“Le estamos exigiendo a las EPS que nos pague el dinero que nos debe para poder mantener los pacientes. Además, estamos manifestándonos en contra de la Reforma a la salud, por los perjuicios que le traerá a la salud de los colombianos. Se debe respetar la dignidad del paciente y la vida de todos los seres humanos, ofreciendo un verdadero servicio de salud”, agregó Andrés Felipe Pérez, estudiante de Medicina.

Por último, los trabajadores del centro hospitalario también manifestaron su preocupación por la situación actual de este y otros hospitales:

“El Mario Gaitán es el único hospital público que hay en Soacha, por eso la lucha es para que se mejoren los salarios a nivel profesional, pero también a todo el personal que trabaja allí. Las EPS son las que están llevando al hospital a la quiebra, pues ellos no están cancelando la deuda que tienen con nosotros”, concluyó Ruth Marina Hernández.

cargando...