San Marcos espera el arreglo de su cancha y la construcción del salón comunal

Luego de la última rendición de cuentas, la comunidad del barrio San Marcos está a la expectativa de lo que será el arreglo de la cancha del barrio. Así mismo, es partícipe de un proceso judicial que reclama el único terreno disponible para la construcción del salón comunal. Por lo pronto se destaca la unión de fuerzas con líderes de otros barrios que permite una convivencia más amable.


San Marcos es uno de los pocos barrios en la comuna seis que cuenta con un espacio deportivo para que sus habitantes realicen actividad física y recreativa. Sin embargo, el estado de la cancha no es el mejor, las mallas están rotas, el suelo agrietado y en ocasiones algunos consumidores de droga utilizan el espacio.

“A veces a uno le da hasta pereza venir a jugar a esta cancha, porque si no está llena, hay algunos pelaos que la utilizan para otras cosas y además tampoco está bien cuidada, no sé si no le hacen mantenimiento o de quién es la responsabilidad, pero sí nos hace falta un sitio más arreglado para jugar”, señaló Juan Manuel Sánchez, residente de San Marcos.

Luis Eduardo Lemus, presidente de la JAC de San Marcos, explicó que durante la última rendición de cuentas llevada a cabo hace algunos días, el IMDRS se comprometió a iniciar la intervención de este espacio con el fin de realizar las reparaciones necesarias. Según Lemus, la respuesta que le dieron a su solicitud fue que en las primeras semanas de octubre se llevarían a cabo las tareas de mantenimiento.

“La idea es que los colegios públicos y privados que utilizan la cancha tengan este espacio abierto para que los muchachos que andan en malos pasos se alejen de los vicios y esperamos que esta misión se concrete lo más rápido posible porque la última vez que se arregló la cancha fue hace como siete años y en esa ocasión no se vio reflejada la inversión hecha, que fue como de 80 millones de pesos y en realidad sólo hicieron algunos retoques nada más”, indicó el líder comunal, invitando a las Juntas de Acción Comunal a estar pendientes de las inversiones que se hacen en cada barrio.

Vale la pena destacar que alumnos de colegios privados como el ITLA (Instituto Tecnológico Los Andes), Héroes Nacionales, Liceo Cundinamarca e incluso instituciones públicas como el Eduardo Santos y Las Villas se benefician de esta instalación deportiva, siendo este un motivo extra para que se agilicen las labores de reparación y de mantenimiento.

Por otra parte, hay que decir que el barrio cuenta con un área de cesión, la cual se desea utilizar para la construcción de un salón comunal que permita efectuar las reuniones comunales en condiciones más favorables para las personas que asisten a ellas, ya que en algunas ocasiones las reuniones se han tenido que hacer a la intemperie, afectando la integridad y la salud de los habitantes.

Adicionalmente, un aspecto positivo para resaltar es la cooperación que existe entre las JAC de San Marcos y del barrio España, la cual beneficia a sus habitantes, ya que al encontrarse estos dos barrios tan unidos, se ha optado por un intercambio de servicios. Por ejemplo, la alarma comunitaria que se entregó a los líderes del barrio San Marcos también es utilizada por los residentes del barrio España, y a cambio la dirigencia comunal de este último ha optado por facilitar las instalaciones del salón comunal para que los habitantes de San Marcos lleven a cabo sus reuniones comunitarias mientras se obtiene una respuesta para la construcción de su salón comunal.

“Ya tenemos un espacio prestado donde reunirnos y es una gran ayuda, pero lógicamente sería mejor si contamos con nuestro propio salón porque a veces la junta lo pide prestado y está ocupado, en esos casos nos reunimos en la calle, o a veces uno ni va porque en la calle no es un lugar para hacer estas reuniones”, indicó Jenny Herrera, residente de San Marcos.

“Ante la Secretaría de Planeación nosotros hemos planteado que si hay la necesidad de dividir el lote y que ellos hagan una construcción aparte, pues no importa, lo importante para nosotros es tener el espacio comunal para realizar nuestras reuniones”, indicó Luis Eduardo Lemus, solicitando a la administración municipal que se pronuncie acerca de esta situación y entregue una posible respuesta positiva a este requerimiento.

Sin embargo el tema no para allí, debido a que también han aparecido presuntos dueños del lote, reclamando la propiedad del terreno, situación que se hace extraña e incómoda para las personas que esperan a que este espacio se utilice para la edificación del recinto comunal:

“Ahora salen algunas personas inescrupulosas que quieren una apropiación con unos procesos judiciales que son cuestionables, entonces nosotros pasamos las cartas también a la Secretaría de Planeación y con el apoyo de Participación comunitaria para que la Alcaldía reitere el área de cesión, de igual forma estamos adelantando un proceso de titulación con la Gobernación de Cundinamarca para hacer efectiva la propiedad del lote para la junta de acción Comunal del Barrio San Marcos” , expuso el dirigente comunal.

Por último, aclaró que los documentos radicados se han hecho basados en proyectos que se formularon para que Camacol (Cámara Colombiana de la Construcción), otorgue las licencias requeridas para la construcción de este salón comunal: “No queremos aliarnos con ningún político, queremos es organizarnos y trabajar de una manera limpia y transparente, para eso esperamos que la Alcaldía nos apoye y contribuya a lograr este objetivo”.

cargando...