Ratones tienen en jaque a residentes de San Carlos

Provistos de gatos, trampas e incluso hasta veneno, los habitantes de San Carlos se protegen de la creciente plaga de ratones que amenaza con entrar en sus viviendas. Sin embargo, denuncian la negligencia de la Secretaría de salud al no hacer nada en los terrenos aledaños, que es donde se origina el problema.


Rosana Álvarez es una de las arrendatarias de un apartamento en San Carlos. Sin embargo, asegura que está a punto de desocupar el lugar y buscar otro sitio para vivir, dadas las difíciles condiciones que debe afrontar desde que hace algunos meses los ratones comenzaron a invadir lo que constituye la entrada a los bloques de apartamentos, sobre todo en los primeros y en ocasiones en los segundo pisos del conjunto residencial.

“Cuando llegué aquí a San Carlos no veía problemas de este tipo, pero no sé por qué ahora uno ni puede caminar tranquilo porque se le aparecen esos bichos que nos incomodan y nos quitan la tranquilidad, y es que también tienden a entrarse a los apartamentos, por lo que hemos tenido que tapar por debajo de la puerta para que no lo hagan, pero de todas formas uno no puede ni siquiera abrir la puerta un momentico porque aprovechan el descuido y se entran”, afirmó la señora Rosana.

“Por las ventanas también se entran, la vez pasada yo estaba en la cocina cuando escuché como un golpe en la ventana, fui, me asomé y claro, apenas me vio, el ratón salió corriendo. Pero el problema también es que tenemos niños pequeños, entonces usted podrá imaginarse lo que pasaría donde alguno de esos ratones muerda o se le meta a la cama a nuestros hijos”, señaló Ángela Duarte, quien además manifestó que no puede dejar veneno para aplacar a los ratones por el mismo hecho de contar con infantes en su hogar y el riesgo que representaría para su salud.

En lo que los vecinos coinciden es que la administración del conjunto efectivamente realiza jornadas periódicas de limpieza en ductos, rendijas y cajas de los teléfonos, pero que a pesar de todos estos esfuerzos, el problema persiste, por lo que solicitan la intervención de la Secretaría de Salud, ya que el problema no es propiamente del conjunto sino de los terrenos baldíos y de algunos predios que son utilizados como parqueaderos y que colindan con San Carlos.

“La administración de San Carlos se ha esforzado, eso nos consta, y por ejemplo nosotros tenemos un gato que nos regalaron para que no dejara que los ratones se metieran aquí, pero el hecho de que nosotros tratemos por nuestros medios de arreglar este problema no quiere decir que no se le coloque la atención necesaria por parte de la Alcaldía y la Secretaría de Salud, lo lógico es que viniera y realizara en principio una inspección del conjunto y de las zonas aledañas, porque la verdad cada día vemos más y más ratones de todos los colores y tamaños”, expresó de manera preocupada el señor Henry Ladino.

La comunidad está a la expectativa de lo que pueda suceder, dado que efectivamente varios residentes han colocado en venta sus apartamentos porque su salud está en riesgo. No obstante la dificultad para venderlos es alta porque nadie se querrá pasar a vivir a un sitio que cuenta con los asiduos visitantes roedores y en el que la convivencia con estos animales se puede convertir en una pesadilla.

cargando...