Por robarle el celular, joven de Bosa quedó con una bala a milímetros de su columna

Arnold Andrey Toro es un joven de 28 años que fue víctima de los delincuentes frente a su vivienda en Bosa Brasil. Ahora espera en una cama que se recupere de una bala que por poco lo deja cuadripléjico.

Esa noche, Arnold caminaba con una amiga a eso de las 8:30 p.m. y prácticamente ya estaba frente a su casa cuando de un momento a otro dos hombres lo encañonan con armas de fuego.

A Arnold le apuntan con un arma y le piden el celular, mientras su compañera logra esconderse detrás de unos vehículos que estaban parqueados en la cuadra.

“Yo les dije que se fueran, que chao, y de un momento a otro sentí un pito y caí al suelo”, dijo la víctima.

Arnold cayó al piso por el disparo, mientras los delincuentes cogieron su teléfono y huyeron. Minutos después llegó su hermano y varios patrulleros de la Policía, quienes lo trasladaron a un hospital en ambulancia.

El joven perdió la movilidad del lado derecho del cuerpo y hoy tiene una bala incrustada entre la columna y el cráneo porque los médicos no se atrevieron a sacársela, temiendo que quede cuadripléjico.

Hoy, Arnold aún se encuentra en estado crítico y se recupera en su vivienda luego de ser atacado por dos delincuentes que por robarle el celular, por poco lo asesinan o lo dejan en silla de ruedas.

cargando...