Los proyectos del IDECUT en Cundinamarca

Una estrategia para fortalecer la productividad y la competitividad, crear un inventario arqueológico, incentivar el turismo y recuperar la imagen de Cundinamarca a nivel nacional e internacional, son entre otros los proyectos que el Instituto Departamental de Cultura y Turismo viene desarrollando.


Juan Ramón Jiménez Osorio, recién nombrado gerente del IDECUT y quien estaba vinculado a la subgerencia de Cultura del departamento, habló con Periodismo Público sobre los proyectos que se vienen desarrollando en el Instituto y aquellos que piensa fortalecer.

En la parte turística, ¿cuáles son los principales proyectos que impulsará como gerente del IDECUT?

Podríamos resumirlos en tres:

1 – Fortalecimiento de la productividad y la competitividad . Contempla una planificación turística, unos inventarios turísticos y la realización de capacitación en saberes turísticos y hoteleros. Por ejemplo, sería importante que en Soacha se realizara una jornada de capacitación en el tema arqueológico con los Vigías de patrimonio y que esto sirviera como un prototipo de guías turísticos al patrimonio arqueológico que tiene el municipio, implementando el turismo especializado como agroturismo, ecoturismo o turismo arqueológico. Uno de los pilares importantes del gobernador es la atención a la población víctima del conflicto armado; como es bien sabido, Cundinamarca es el departamento postconflicto por naturaleza y queremos reforzar proyectos de interés cultural en los municipios de Viotá, La Palma y en general en aquellos que fueron azotados por la violencia en las décadas anteriores, llevando escuelas de formación y proyectos que sean incluyentes con la población víctima del conflicto armado.

2 – Proyecto Colegios amigos del turismo . Es un programa diseñado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo para la formación de la cultura turística durante el desarrollo de los tres primeros eslabones de la cadena de formación: básica primaria, secundaria y media técnica, el cual se ha venido trabajando en el departamento desde años anteriores.

3 – Promoción y mercadeo del departamento . Necesitamos fortalecer al departamento a nivel nacional e internacional. Próximamente vamos a estar viendo unos comerciales en The History Channel, lo que nos va a dar un posicionamiento en América Latina como sitio turístico a visitar. Luego vendrá el lanzamiento de la llamada marca Cundinamarca, proyecto que estamos trabajando con la Secretaría de Competitividad y Desarrollo Económico.

Así mismo tenemos los puntos de información turística. Ya hemos puesto a funcionar cuatro en Anapoima, El Colegio, Nemocón y Suesca, y los próximos a abrir serán en Zipaquirá, Tabio y Guaduas. Todo esto sin dejar de lado que debemos tener un turismo responsable y por lo tanto desde la Secretaría de desarrollo Social, el IDECUT y desde la Fundación Compensar, estamos haciendo una campaña de prevención de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes.

En sitios como Soacha hay una gran riqueza en arte rupestre y arqueología como tal. ¿Qué se está haciendo desde el departamento para recuperar esta parte de nuestra cultura?

Se ha venido trabajando con el secretario especial para los asuntos de Soacha y hemos adelantando gestiones ante el Ministerio y el Consejo departamental de Cultura para hacer una prospección, un diagnóstico y un inventario de la parte arqueológica. En Soacha es muy común observar, sobre todo en las zonas rurales, varios sitios con arte rupestre, incluso hay un desconocimiento en el tema y la gente tiende a destruir ese arte, entonces estamos trabajando junto a un proyecto que pasó la alcaldía y el IDECUT para hacer el inventario y poder apropiar ese arte rupestre de Cundinamarca y de Soacha, y protegerlo a través de los medios que tenga el Instituto Colombiano de Antropología e Historia ICANH.

¿Pero este rescate arqueológico se piensa relacionar con el turismo?

Claro. Tengamos en cuenta que el turismo arqueológico en Europa y África es muy bien visto y trae muchos visitantes. Si Soacha se propone hacer unos planes de manejo arqueológico y le apuesta a un turismo explotando y conservando su arqueología, y teniendo una identidad, puede hacer un proyecto competitivo y de desarrollo económico en la región. Esto es una invitación a la provincia de Soacha porque ya firmamos con Sibaté un convenio de prospección arqueológica y de inventario del arte rupestre, para lo cual estamos muy de la mano con vigías del patrimonio. El señor gobernador quiere en este bicentenario fortalecer la identidad histórica del departamento, y al fortalecerla estamos dando a conocer nuestra identidad regional. El cundinamarqués usualmente no se siente de ningún lado, pero es tan diverso en su identidad que debemos recuperarla, y el proyecto del Bicentenario ha ayudado a recuperar ese patrimonio histórico y así lo estamos asumiendo.

Me imagino que en el aspecto arqueológico el ICANH juega un papel importante. ¿Cómo es la relación con la autoridad en materia de Antropología e Historia?

No hay que desconocer que el ICANH es la única autoridad arqueológica e histórica de Colombia, y es este organismo el que tiene las competencias, incluso sancionatorias o de reconocimiento arqueológico. Cundinamarca ha estado interesada en hacer este tipo de proyectos y sus municipios han presentado proyectos de inventario arqueológico y de arte rupestre. En la actualidad tenemos seis convenios suscritos con diferentes municipios, lo que es un paso muy importante ya que, haciendo alusión al himno de Cundinamarca, tenemos que recuperar este tipo de identidad, la de nuestros ancestros. Además que somos el departamento con más riqueza en pictogramas y petroglifos, pero el menos conocido; entonces desde el IDECUT hemos fomentado un valor al arte rupestre, y esto solo puede ser reconocido por el ICANH, ellos son la autoridad competente.

Finalmente, Dr. Jiménez, entiendo que una de sus apuestas es recuperar la memoria histórica del departamento, ¿es así?

Así es. Se le va apostar a que tengamos más identidad y hagamos más remembranza a nuestra historia. Recordemos el caso del filósofo Nicolás Gómez, dueño de la Hacienda Canoas en Soacha, y a quien se le celebró el pasado mes de abril 100 años de su natalicio.

Y como él, hemos tenido otros filósofos y escritores, por eso debemos empezar a reconocer que Cundinamarca es una mina de artistas, escritores, poetas y escultores, y así como a Bogotá se le bautizó la Atenas suramericana, Cundinamarca es la Grecia suramericana, entonces tenemos que recuperar ese status de provincia de departamento cultural, y para lograrlo el gobernador ha invertido recursos y tenemos un equipo capacitado para ello. Hemos hecho especial énfasis en los encuentros provinciales del Bicentenario para recuperar a todos esos próceres, esa historia que tiene Cundinamarca porque sin duda es el departamento que tiene mayor historia en Colombia.

cargando...