La Unad como escenario de construcción humana integral

En el auditorio José Celestino Mutis de la sede del barrio Restrepo en Bogotá, la Universidad Nacional Abierta y a Distancia Unad presentó su audiencia pública de rendición de cuentas del año 2011, con la presencia de representantes de la Presidencia de la República, el Congreso Nacional, el Concejo e Bogotá, la Contraloría, comunidades, y el equipo directivo y funcionarios de la universidad.


2-91.jpg

La institución universitaria fue creada por el Congreso de la República mediante Ley 52 de 1981, con la denominación de Universidad del Sur, un año después se orienta la labor formativa mediante el desarrollo de la modalidad de educación a distancia como modelo pedagógico para la ampliación de la cobertura con calidad en la educación superior y su contribución a la equidad social.

En 1997, el Congreso de la República, mediante Ley 396, cambió la denominación de Universidad del Sur a Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), ajustándola a su modalidad educativa, y a su realidad geográfica y poblacional.

En el año 2005, se cambia el carácter académico y pasa de institución universitaria a Universidad, al haber cumplido los requisitos académicos de Ley. Con base en este nuevo carácter académico, el Gobierno nacional, a través del Decreto 2770 del 16 de agosto de 2006, cambia la naturaleza jurídica de la institución, y pasa de establecimiento público adscrito al Ministerio de Educación Nacional, a ente universitario autónomo, con autonomía académica, administrativa, organizativa y patrimonio independiente.

En la actualidad, la Unad cuenta con 65 Centros de apoyo a la labor misional, agrupados en ocho zonas en diferentes regiones del territorio nacional.

La actual oferta de programas formales que ofrece la UNAD en Colombia es de 51, de los cuales 39 son programas de grado y 12 de postgrado. Entre los programas de grado, 2 son de formación técnica, 18 de formación tecnológica y 19 de formación profesional. De los de postgrado, 11 son del nivel de especializaciones y uno de maestría. Igualmente, la responsabilidad formativa de la universidad se da a través del Sistema Nacional de Educación Permanente que ofrece alfabetización para jóvenes y adultos, educación básica y media a distancia para jóvenes y adultos, y programas de articulación de la educación media con la educación superior.

En cuanto a los programas de proyección social, se encuentran los de alfabetización, educación básica, media y articulación de la media con la universitaria.

Balance social 2011

Ocho años cumplió el pasado dos de marzo el rector Jaime Alberto Leal Afanador al frente de la Unad, el mismo día que presentó su Balance Social de Gestión 2011 como resultado de las acciones llevadas a cabo para la ejecución del Plan Operativo del mismo año, y que se ha organizado con base en las responsabilidades asumidas autónomamente por la comunidad universitaria, teniendo en cuenta aspectos como Formación integral, Investigación, Proyección social, Inclusión social, Innovación e Internacionalización.

A pesar del presupuesto limitado, el rector destacó el éxito de la universidad al compromiso conjunto de funcionarios, docentes, directivos y de todos los que trabajan en las diferentes sedes del país y del exterior.

Resaltó el papel de los estudiantes al argumentar que cuando interpretan la ideología universitaria descubren una oportunidad histórica de construir entre todos una nación incluyente, equitativa y una sociedad mucho más justa. “La Unad es herramienta de transformación social, no es una fábrica de títulos, no es una fábrica de certificados, es un escenario de construcción humana integral, y ese propósito compartido hace que hoy 2 de marzo, le estemos diciendo al país, a sus autoridades públicas, a sus dirigentes, aquí estamos con los brazos abiertos y la oportunidad de seguir sirviendo a una nación y a unos ciudadanos que requieren tener en la educación, una esperanzad e vida”, puntualizó el Dr. Leal.

Ahora el mayor propósito de la Unad es garantizar la certificación de alta calidad académica. Según el rector, si bien es cierto se ha logrado avanzar en certificaciones de calidad en los procesos académicos, administrativos y pedagógicos, se necesita un reconocimiento de la comunidad nacional e internacional sobre las garantías de competencias que tienen los egresados. En ese orden de ideas, el año 2012 será el vital para recoger el fruto de ese esfuerzo significativo que se ha hecho en la parte curricular.

Durante el ejercicio de rendición de cuentas, se presentaron testimonios de personas egresadas de la Unad y que hoy en día triunfan en el mundo laboral y empresarial, en sectores como el transporte, la academia y el financiero, pero llamó la atención la presencia y experiencia de Elizabeth Barrera, una habitante del barrio Ciudad Latina de Soacha que participó en el programa Enganche Laboral impulsado por el Ministerio de Trabajo y el Sena, y ejecutado por la Unad. Dijo que en solo dos meses aprendió a leer y escribir gracias a la metodología de esta Universidad, y ante el público presente manifestó su anhelo de tener un computador para seguir se camino a la superación. Minutos después, el representante a la cámara por Bogotá, José Gutiérrez, se comprometió a donarle el equipo como premio a su esfuerzo y deseo de superación.

El ejercicio de rendición de cuentas concluyó con las palabras del rector Jaime Alberto Leal, quien argumentó que a pesar de los significativos avances de la universidad, aún falta camino por recorrer y aseguró que seguirá haciendo esfuerzos por estar entre las cien mejores universidades del mundo, y apostarle a ser una de las mejores del país.

cargando...