Cundinamarca le apuesta a empresas innovadoras

“La innovación son ideas que el mercado adopta”. Así resumió Lida Isabel Tamayo, gerente de Ecoflora, empresa generadora de productos naturales en el municipio de Rionegro en Antioquia, el concepto de innovación, el cual consideró vital para emprender o desistir de un proyecto al interior de cualquier tipo de organización.


Según la ponente del seminario “Cundinamarca competitiva, cómo ser una pyme innovadora” que lideró la Secretaría de Competitividad y Desarrollo Económico de Cundinamarca con el apoyo de ESICenterSinerTICAndino, espacio en el que se evidenció que la innovación no es para las grandes organizaciones sino para toda empresa que busque incidir en el mercado.

Para lograr este propósito, el concepto de innovación está acompañado de una herramienta determinante para las empresas, la Vigilancia Tecnológica. Esta última no es otra cosa que un instrumento de apoyo para liderar procesos organizados, selectivos y permanentes al interior de la organización que ayuda a tomar decisiones que transformarán el curso de las empresas.

La Vigilancia Tecnológica cuenta con una serie de pasos que la empresa puede adoptar para lograr un proceso innovador como son planear, buscar información, analizarla, dar valor a esa información y luego comunicarla en la empresa.

Todo este proceso parte del surgimiento de ideas, un aspecto que es decisivo para las empresas. Se suma el trabajo con entidades universitarias con las que la empresa accede a conocimiento y la universidad encuentra la oportunidad para aplicar conocimiento, dejando como resultado un proceso de transformación empresarial.

El evento contó con la presencia de algo más de 70 empresarios que fueron convocados dentro del proyecto de Vigilancia Estratégica que lideró la Secretaría de Competitividad y con el cual se busca fortalecer el trabajo de empresas de los sectores textil, confección, turismo, cuero, calzado y marroquinería, cosméticos y autopartes.

cargando...