Abuelitos de Guaduas fueron beneficiados por el proyecto Ruta del Sol

Gabriel Cruz, de 74 años de edad, y Francisco Jiménez, de 67 años, hacen parte del grupo de 52 abuelitos que viven en el Hogar Santa Librada, ubicado en Guaduas (Cundinamarca), y que ahora se han convertido en una prioridad para la concesión Ruta del Sol 1, a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura-ANI.

Desde que llegaron al centro la rutina de estos abuelitos es sagrada. Todas las mañanas, después de ducharse y de probar un buen desayuno, se integran a las labores de limpieza y siembra de los cultivos que hay en el hogar.

“Ellos hacen limpieza, rosean las matas; nos ayudan con los cultivos de maíz, tomate, cilantro, cilantrón y limonaria que tenemos. También se encargan de sacar la yuca. Son muy colaboradores”, cuenta Yury Paola Cruz Peñuela, encargada de la coordinación del hogar municipal.

Debido a las medidas establecidas para evitar el contagio del Covid-19, estos abuelitos tuvieron que permanecer aislados durante varios meses, sin embargo, esta situación no fue motivo para que sus necesidades básicas fueran atendidas, pues recibieron apoyo del Gobierno nacional, a través del Consorcio Vial Helios, encargado del corredor Ruta del Sol 1.

“Todos los proyectos concesionados, a cargo del Gobierno nacional, tienen un componente social que busca beneficiar a los ciudadanos que residen en las zonas donde se llevan a cabo las obras. Esto solo ratifica el compromiso que se tienen con más regiones y su bienestar”, indica Ángela María Orozco, Ministra de Transporte.

Precisamente, gracias a la gestión social de los proyectos concesionados, se entregó al hogar un mercado de aproximadamente tres millones de pesos, que complementó la alimentación de estos adultos mayores, generando mayor bienestar.

“Estamos muy agradecidos por las ayudas recibidas. Nos han colaborado mucho. Este mercado fue una ayuda muy grande para nosotros durante la etapa más dura de la pandemia”, agrega Yury Paola, quien, junto con 13 compañeros más, administra el hogar.

Adicionalmente, se realizaron labores de mantenimiento, arreglo y embellecimiento de las zonas verdes de las instalaciones.

“También nos han apoyado en jornadas de limpieza, arreglo de goteras y en la instalación de mallas alrededor del hogar para evitar el contagio del Covid, a través del contacto con población externa”, sostiene la cuidadora.

Las labores también incluyeron la adecuación del sendero a la entrada del centro, para facilitarles la movilidad a los adultos mayores que están en silla de ruedas.

Finalmente, también fue entregada estantería para el almacenamiento de alimentos, un equipo de cómputo para el área administrativa y 25 bultos de cemento, ayudas que en total sumaron cinco millones de pesos.

El Vicepresidente de Planeación, Riesgos y Entorno, Diego Morales, explica que la labor realizada en el hogar Santa Librada es un gran aporte para el desarrollo de las comunidades, que promueve la inclusión social en las poblaciones del área de influencia de los proyectos.

“Nuestros abuelitos, adultos mayores en condición de vulnerabilidad, también hacen parte del trabajo social que lleva bienestar a las comunidades donde se desarrollan nuestros proyectos. Es por eso que nos satisface que estas ayudas les llegue a esta población que tanto lo necesita”, manifiestó Morales.

Conexión con el centro del país

El municipio de Guaduas, en Cundinamarca, es una de las poblaciones que están dentro del área de influencia del corredor de tercera generación, Ruta del Sol 1.

Con una longitud de 60 kilómetros en doble calzada, entre Guaduas y El Korán, en Cundinamarca, este proyecto tuvo una inversión de 700.000 millones de pesos, generando 3.200 empleos directos en su fase de construcción y cerca de 10.000 indirectos.

Prensa ANI

cargando...