Abandono de terreno en San Mateo está a punto de generar problemas sanitarios

En la carrera tercera de San Mateo se está comenzando a vivir una delicada situación de salud pública debido a un terreno baldío que es aprovechado por algunas personas para arrojar basuras, escombros y hasta animales muertos.


Don Ricardo es un habitante de este sector de la comuna cinco que todos los días acompaña a sus hijos al colegio, y al igual que muchos soachunos, debe laborar para buscar algún sustento económico que facilite mejorar sus condiciones de vida. Hasta aquí todo parece ser normal en la vida de este maestro de obra que vive con su esposa en una pequeña casa en el segundo sector de San Mateo. Pero últimamente algo ha cambiado su vida y la de su familia, ocasionando incomodidad y molestia por donde se le mire: A escasos metros de su vivienda hay un olor putrefacto que se origina en un terreno baldío.

Cuenta él que desde hace unos días, cada vez que cruza por el terreno ubicado en la carrera 3 con calle 29, debe soportar nauseabundo olores y presenciar la cantidad de basura que personas con falta de educación arrojan en el lugar, sin que les importe incomodar a los vecinos que viven en sus alrededores. Lo singular es que por este sitio transitan vecinos de varios barrios de las comunas cinco y seis como Ricaurte, San Mateo y Panorama.

“Este es un espacio público, pero resulta que como la gente ve la oportunidad de botar todos sus desechos, pues eso lo ha convertido en un basurero municipal, es así que al que le sobra la sala de su casa porque la va a cambiar, no tiene problema en venir y botarla, el señor del restaurante, el del supermercado, cualquier persona ya toma esto como el sitio ideal para arrojar basuras, escombros y todo lo que no le sirve”, explicó el vecino afectado.

Y es que además de los malos olores, el problema está llegando a tal punto que los roedores se han instalado de manera progresiva en este sitio, llegando incluso hasta el interior de algunas viviendas, lo cual tiene en vilo a los vecinos que habitan cerca a este terreno y que no encuentran la manera de controlar el problema, ocasionando preocupación y malestar porque, según ellos, es una situación que lleva mucho tiempo y ninguna autoridad ha brindado la solución oportuna.

“De noche son impresionantes esos patrullajes que hace el gato para cazar al ratón, incluso hasta las entradas de las casas llegan estos animales y no hay cómo controlarlos, entonces hacemos un llamado a la Secretaría de salud para que realice las fumigaciones que este lugar requiere. Ahora, tampoco podemos hablar mucho porque ninguno de los vecinos somos dolientes de esto y hay que reconocerlo”, expresó Pablo Maldonado, vecino del lugar.

De igual manera, los vecinos coinciden en afirmar que por este lugar bajaba anteriormente una corriente de agua que se modificó por algunas obras, lo que generó filtraciones de aguas negras en las casas, pero que sin embargo esta situación ya la conocen las autoridades competentes, aunque desde el mes de abril los vecinos se encuentran a la espera de una acción ejecutable.

“Trataremos de seguir gestionando y de convocar a los vecinos para que hagamos una limpieza general y de alguna manera ayudemos mientras tanto a brindar una solución, así sea temporal a este problema. Pero eso no quiere decir que la administración municipal no se haga responsable de lo que pasa aquí porque ese sitio lleva toda la vida así y no se le ha hecho casi nada, en cambio nosotros somos los perjudicados”, señaló Alfredo zapata, líder comunal de san Mateo II sector.

cargando...