Licorera de Cundinamarca, una de las empresas más innovadoras del país

Los cambios en el mercado han hecho que la mayoría de las compañías se vean obligadas a innovar, sin importar el producto o servicio que ofrezcan. La Empresa de Licores de Cundinamarca no es la excepción y, por eso, empezó su proceso de renovación y rediseño en 2016.

Su planta de producción, en Cota (Cundinamarca), y considerada entre las más modernas de Sudamérica, se renovó a través de la automatización de las líneas de producción y envasado de licores. Esto le ha permitido una reducción de costos en más de $7.000 millones y la generación de mayores utilidades.

Como parte de la reinvención de la empresa, en los últimos tres años ha desarrollado una nueva imagen para sus productos y sus ventas permitieron transferir más de $517.000 millones a salud, educación y deporte.

Pero su apuesta innovadora no termina ahí. La licorera ha realizado ante el Invima 60 registros sanitarios, entre renovaciones y nuevos productos. Adelantó el registro de 24 marcas y 2 más a nuevos productos, que actualmente tramita ante la Superindustria.

Los trabajos de innovación se financian desde la planeación presupuestal. Allí se fijan metas y para cada una se establecen rubros específicos. Entre dichas metas está la de brindar nuevas experiencias a sus clientes, seguir respondiendo a los cambios del mercado y lograr mayor productividad.

“Hoy somos una compañía con presente y futuro; tenemos productos de calidad, innovamos y trabajamos en equipo”, precisa el gerente general de la compañía, Jorge Enrique Machuca.

cargando...