En Bosa, Venecia y Soacha capturan responsables de robo de carro de valores

Capturadas seis personas presuntamente responsables del robo de $4.200 millones de un carro de valores en Bogotá, delito cometido en el mes de febrero.


Agentes del CTI de la Fiscalía capturaron en el municipio de Soacha, Cundinamarca, y Bogotá a seis personas implicadas en el hurto de $4.200 millones de un carro de valores en hechos registrados el pasado 3 de febrero en la localidad de Keneddy en el sur de la capital de la República.

Las capturas se realizaron en los barrios Bosa y Venecia de Bogotá y en Soacha. Los hombres arrestados por el CTI de la Fiscalía son miembros de la empresa de seguridad G4S, entidad que fue víctima del robo. La Fiscalía los identificó como Jaime Gómez Gómez, quien era el jefe de infraestructura; Jurnal Mercado, Juan Felipe Jiménez y Delvis Jiménez, quienes eran asistentes de seguridad; José Luis Palomino, exjefe de tripulación; y Robinson Ortíz, quien era radio operador.

Según la Fiscalía, existen pruebas documentales y testimoniales que estas personas habrían sido los autores materiales del cinematográfico robo. Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos, uno de los guardias del vehículo estaba maniatado y con un impacto de bala en su pierna derecha.

Este último, identificado como José Murillo, fue el hombre que se entregó a las autoridades y quien aseguró estar arrepentido por su participación en los hechos. Agregó que iba a entregar la información sobre la ubicación del dinero y a revelar la identidad de las 12 personas que participaron en estos hechos. Murillo también solicitó protección a cambio de dar a conocer los detalles de cómo se fraguó el plan criminal.

“Estas personas aprovechando su rol de custodios de valores e hicieron un plan de auto robo. El indicio que tiene la Fiscalía es que la persona que se entregó, identificada como José Murillo, fue quien se autolesionó para que el plan no tuviera ninguna sospecha”, aseguro Julián Quintana, director del CTI. En las próximas horas estas seis personas serán presentadas ante un juez de control de garantías para legalizar su captura, imputarle cargos por hurto y concierto para delinquir y solicitar la medida de aseguramiento.

Quintana agregó que también se allanaron las viviendas de estas personas, sin embargo, no se encontró rastro del dinero. De esta forma, la Fiscalía inició estudios patrimoniales contra los implicados y sus núcleos familiares para encontrar la plata hurtada. Asimismo, el director del CTI aseguró que se evalúa iniciar un proceso de extinción de dominio contra los seis funcionarios de la empresa de seguridad para recuperar el dinero.

La Fiscalía tiene la sospecha de que esta no sería la primera vez que esta organización estaría vinculada con otros robos bancarios. Finalmente, Quintana anunció que en las próximas semanas se podría presentar la captura de otras personas que estarían implicadas en el hurto de los $4.200 millones.

Fuente: El espectador.com

cargando...