El drama del Humedal Tierra Blanca

En la comuna uno del municipio de Soacha no es nuevo hablar del evidente y avanzado deterioro del Humedal Tierra Blanca, que se ha destruido paulatinamente por culpa de la depredación ambiental, las construcciones ilegales, y sobre todo, el abandono tanto de los ciudadanos como de las autoridades.


convida--3.jpg

Haciendo un resumen de cuál es la lamentable situación que vive este afluente, basta decir que en los últimos años se ha convertido en una cloaca ambulante que sirve para arrojar escombros, quemar desechos, verter aguas residuales, propagar plagas, y sobre todo, refugiar delincuentes que se esconden entre la flora del Tierra Blanca para atentar contra algún estudiante o cualquier otra persona que transite por el improvisado puente que durante más de 17 años ha estado ahí para comunicar a Ducales, El Salitre y otros barrios con Compartir, Villa Sofía y el resto de la comuna uno.

Aunque en varias ocasiones se han escuchado voces que han manifestado su intención de contribuir a recuperar el humedal, así como también se ha visto el aparente compromiso de otros por meter en cintura a quienes lo están ‘matando’, lo cierto es que todo se ha quedado en palabras vanas, porque contrario a lo que en más de una ocasión se ha anunciado, Tierra Blanca avanza poco a poco hacia su desaparición:

“La situación en el Humedal es terrible, aquí mandaron el desagüe de las redes de alcantarillado y a estas se conectaron más personas que han llegado a vivir cerca de la ronda del humedal. Los mosquitos, el zancudero y el olor, son terribles; además de las ratas que se salen de la maleza que hay en el humedal. Cuando uno no está, aquí todo mundo viene y arroja basura, no se le puede decir nada a nadie porque los que hacen estas acciones se enojan y se tornan agresivos”, explicó Blanca Velandia, habitante del barrio Ducales I.

“Por acá pasan muchos niños que deben ir a los colegios que están ubicados en Compartir, entonces el paso es imposible, dado el riesgo que hay para que alguien se caiga dentro de las aguas negras, además los malos olores son constantes, eso nos trae dificultades de salud e infecciones. Todo esto es lamentable”, expresó Janeth Suárez, vecina de Ducales II.

“Nosotros debemos pasar todos los días por ahí para ir hasta el colegio, cuando llueve se inunda y el paso se nos dificulta, a tal punto que nos toca dar la vuelta por Santa Ana para poder llegar a estudiar. La inseguridad es otro problema muy complicado, hay muchos ‘ñeros’ que lo intimidan a uno, pero desafortunadamente esta es la única opción que tenemos para cruzar hasta Compartir a pie”, señaló Eduardo Franco, Estudiante de la IE Compartir.

Una luz de esperanza:

Como ya ha sucedido antes, los vecinos del Humedal Tierra Blanca ven una nueva luz de esperanza con el inicio del nuevo Gobierno, buscando que por parte del Alcalde Juan Carlos Nemocón por fin se puedan poner en marcha acciones claras y concretas que permitan la recuperación del afluente. Tal como ocurrió en febrero del año 2011, se está pensando en la posibilidad de realizar una Audiencia Pública en donde con las comunidades cercanas al humedal se pueda exponer cuál es la delicada situación que se vive, buscando que se asuman compromisos para recuperar lo que en algún momento fue un patrimonio del municipio:

“Recuerdo de manera especial una citación que en febrero de 2011 Asojuntas de la comuna uno realizó al entonces Alcalde (D) Iván Mauricio Moreno. En ese momento se dialogó con él acerca de las mismas problemáticas que se están denunciando hoy, y aunque se establecieron algunos compromisos, la verdad es que hasta hoy no se ha hecho más que una que otra jornada de limpieza en algunas partes del Humedal Tierra Blanca.

Hoy estamos pensando en la idea de convocar una Audiencia Pública en la sede de la JAL, esperando que ojalá sea apoyada por los concejales de esta comuna y el mismo cabildo en pleno, buscando que el Señor Alcalde venga hasta acá y revise esta problemática que no da espera a fin de que se tomen acciones concretas para que el compromiso sea con la comunidad. En ese orden de ideas vamos a organizar el tema, confiando en que a lo sumo este encuentro sea en dos meses para empezar a verificar que se le dé una solución a este problema que tiene toda la comuna uno, y más que nada los barrios que colindan con este cuerpo de agua”, concluyó Iván Parra, Edil de la comuna uno.

cargando...