Contundentes medidas para mitigar emergencia en la sabana de Bogotá

Suspensión inmediata de clases en colegios y escuelas, acordonamiento de zonas críticas y aquellas que representan riesgo para proceder a su evacuación de acuerdo a la emergencia, son las medidas adoptadas por el Gobierno Departamental.


periodismopublico-262.jpg

Las medidas se implementaron tras la reunión sostenida ayer por parte del Comité Regional de Prevención y Atención de Desastres – Crepad, durante la cual se evaluó la situación generada por la intensidad de las lluvias en la zona de Sabana.

Al respecto, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, afirmó que se declaró la emergencia con alto riesgo en toda la Sabana del Río Bogotá, debido a la creciente de su cauce y a la ruptura de un jarillón del canal del río. En este sentido afirmó que se activaron todos los organismos de emergencia, policía y ejército para adelantar el acordonamiento de la zona. “La situación es delicada, debemos obrar con organización y prudencia para ir determinando zonas que pueden ser afectadas por el desbordamiento de aguas que en este momento son de un caudal critico, vamos a tener una reunión con el Gobierno Nacional para adoptar nuevas medidas”, declaró.

En este sentido aclaró que inicialmente se suspenden las clases en los colegios aledaños a Mosquera, sustancialmente los barrios Diamante y Porvenir, aunque se evalúan los otros sectores que pueden estar en riesgo. Así mismo reiteró que se acordonarán las zonas que puedan estar expuestas a inundaciones para determinar dónde puede existir la necesidad de una pronta evacuación. “Vamos a tomar una serie de medidas adicionales ya con un grupo de expertos ingenieros para orientarnos cuál va a ser la manera para tratar este alto riesgo en el canal del río Bogotá”, manifestó.

Igualmente, informó la conformación de un Comité Técnico integrado por entidades como la CAR, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, el cuerpo de ingenieros del Ejército y un Comité de Emergencias conformado por entidades de socorro. “En los comités estaré permanentemente a la cabeza, para estar informando sobre las medidas que vamos a tomar sobre este particular”, explicó.

González Díaz, afirmó que la situación es delicada teniendo en cuenta que hay aproximadamente 900 familias damnificadas, sólo en Soacha son más de 500 familias expuestas a la calamidad, y en forma pronta debemos proveer atención en materia de subsidios de arriendo, proceder a evacuaciones y rodear de seguridad la zona.

cargando...