Concejo de Bogotá prohíbe el uso del asbesto en obras públicas

La corporación aprobó el proyecto de acuerdo mediante el cual se pretende que en los proyectos de contratación pública se utilicen materiales sustitutos de este mineral, con el fin de proteger la salud de los habitantes de la ciudad.

Si bien en el país ya fue aprobada la ley que prohíbe el uso, la comercialización y hasta exportaciones de este producto, la decisión tomada en la corporación capitalina comienza a abonar el terreno, pues la normativa nacional entra en vigencia a partir del primero de enero de 2021 y el objetivo es que la medida en Bogotá se adopte para las nuevas contrataciones.

El articulado del proyecto propone la eliminación gradual y definitiva de este material hasta el momento en que se pueda declarar la ciudad libre de asbesto. El objetivo es que en la contratación pública se utilicen otro tipo de materiales que no representen peligros para la salud de los habitantes de la ciudad.

Esta es una decisión que también tomaron algunos municipios de Boyacá, así como la gobernación de dicho departamento. Sin embargo, en Bogotá, las cosas no parecen fáciles, pues el mencionado proyecto no cuenta con el aval de la administración distrital, que considera que el Concejo de la ciudad no tiene las facultades para prohibir el uso de este material en las obras del Distrito y que genera problemas en temas contractuales.

Ante esta posición, los cabildantes consideran que la salud no puede verse afectada por motivos económicos. La concejal María Fernanda Rojas, indicó que el gobierno distrital no se hizo presente, pero sí se dedicó a presentar objeciones. “Sin embargo, vemos esto como un avance para Bogotá, ya que se promueve el uso de materiales alternativos y se están tomando decisiones concretas para proteger a los bogotanos».

El objetivo de los concejales que impulsaron la iniciativa es que en las nuevas licitaciones con las que se trabaje en la capital del país, no se aprueben aquellas que incluyan el uso del asbesto.

Proyectos de acuerdo como el aprobado en Bogotá, también recibieron visto bueno en seis municipios del país, entre estos Mesitas del Colegio, en Cundinamarca; Lorica, en Córdoba, y Villa de Leyva, Samacá, Chivatá y Tibasosa, en Boyacá, además de la gobernación de este último departamento.

Fuente: sostenibilidad.semana.com

cargando...