Los niños de Villa Mercedes no pueden jugar en su parque

En constante riesgo de contraer alguna enfermedad infectocontagiosa están los niños de Villa Mercedes de la comuna cuatro, todo gracias a las aguas negras que riegan el único parque que hay sobre la zona, motivo por el cual sus habitantes exigen mayor celeridad en la legalización del barrio.


Si hay algo de lo que se hable en Villa Mercedes por estos días es del reconocimiento del barrio por parte de la administración municipal; este tema tiene esperanzada a la comunidad ya que cuando el barrio sea legalizado, al parecer se cumplirán algunas de las promesas que los gobiernos de turno les ha hecho a los residentes de esta zona y de la comuna cuatro en general, teniendo en cuenta que otros barrios también se encuentran en este proceso.

Pero mientras esto sucede, hay distintas problemáticas que aquejan a los moradores que habitan en Villa Mercedes: Vías en mal estado, inseguridad, ausencia de acueducto y falta de transporte, entre otras. Pero sin duda, existe un problema invisible que ha venido afectando a los niños de este sector, sin que hasta el momento se hayan tomado las medidas necesarias para darle alguna solución oportuna: El único parque con el que cuenta la población infantil es bañado por las aguas negras que desde los barrios más altos de la comuna cuatro caen por la falta de un sistema adecuado de alcantarillado.

“Hemos venido luchando por el parque para los niños porque no tenían un espacio de entretención y por eso desde que llegó la nueva junta se construyó, de eso hace como un año. Sin embargo el problema de las aguas negras que bajan precisamente por aquí se ha venido conversando con algunas personas que viven en los barrios de arriba y se ha logrado solucionar en parte, pero todavía falta”, señaló Blanca Alfonso, habitante del sector.

“A mi hijo no lo puedo dejar que juegue en este parque porque se me puede enfermar y después nadie me va a responder por los gastos, y sobre todo por su salud, además no entiendo cómo es que hay un parque pero no se pueda utilizar, si se supone que los parques son para eso”, dijo Aracely Zambrano, ama de casa del sector.

Y es que el riesgo de que enfermedades como la diarrea, la hepatitis A y el cólera se apoderen de la salud de los niños, que sin saberlo se disponen a jugar en esta zona, es latente, por tal razón la población y sobre todo los padres de muchos niños se encuentran preocupados, porque además de existir este peligro, es muy poco lo que se puede hacer para prevenir dicha situación, solamente esperar a que, como se mencionó al principio, se legalice el barrio y que lleguen las obras públicas a este sector.

“El agua negra pasaba con más fuerza por aquí, pero logramos conseguir unos tubos para que junto con algunos vecinos los colocáramos dentro de la tierra porque el paso era horrible y olía hediondo, el problema se logró solucionar pero no totalmente, solo disminuyó el flujo de agua, aunque de todas formas sigue bajando”, explicó Víctor Franco, presidente de la JAC Villa Mercedes, en relación a las acciones que se han tomado por parte de la comunidad, teniendo en cuenta que es poco el auxilio que la administración municipal ha prestado en estos temas.

cargando...