Cerca de $6.500 millones para la productividad del sector caficultor

En el marco de la última Ocatón 2017 se aprobó este proyecto que beneficiará a 30 municipios del departamento e impactará a 9.057 familias dedicadas a la caficultura.


Con una de las apuestas regionales más grandes del país, la Gobernación de Cundinamarca logró aprobar -a través de OCAD nacional, el proyecto para el mejoramiento de la productividad y rentabilidad de los caficultores de Cundinamarca.

La iniciativa, que beneficiará a 30 municipios del departamento e impactará a 9.057 familias, cuenta con una inversión por parte de la administración departamental de $2.500 millones, esfuerzo al que se suman la Federación Nacional de Cafeteros con más de $2 mil millones y los 30 municipios participantes con el valor restante, 23 de ellos con recursos de regalías y siete con recursos propios.

“Esta es sin duda una gran noticia para los caficultores del departamento, que requieren mejorar las condiciones de su producción, así como la competitividad y los indicadores de rentabilidad de las familias dedicadas a esta actividad”, aseguró el gobernador Jorge Rey.

El proyecto incluye la renovación por siembra y soca de más de 3.600 hectáreas de cultivo, así como la entrega de silos para secado de café a los municipios beneficiados.

En la reunión participaron delegados del Gobierno Nacional, el Departamento Nacional de Planeación, Marcos Barreto, Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros de Cundinamarca, y Erika sabogal Castro, Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural de Cundinamarca.

Los municipios que participan en este OCAD con recursos de regalías son: Arbeláez, Cachipay, Caparrapí, El Colegio, El Peñón, Guaduas, Guayabal de Síquima, La Mesa, La Palma, Pacho, Paime, Quipile, San Cayetano, San Francisco, San Juan de Rioseco. Sasaima, Supatá, Tibacuy, Topaipí, Venecia, Vergara, Vianí y Viotá. Con recursos propios: Anoalima, Guayabetal, La Vega, Nilo, Quipile, San Antonio del Tequendama y Tena.

cargando...